4 claves para escribir textos que enamoren a tus clientes

Đã đăng vào - Cập Nhật Lần Cuối vào

Si estás empezando en el mundo de la redacción freelance, hay una serie de claves que debes tener en cuenta para llegar a escribir textos que enamoren a tus clientes, haciendo que te valoren como profesional y vuelvan a contratarte. Para ser un buen redactor freelance no es suficiente con escribir bien, hay que saber además desarrollar el post de acuerdo a las reglas periodísticas o lo que es lo mismo: contenido original y relevante, pero también una estructura profesional y coherente que haga fácil su lectura. Debes prestar suma atención al briefing y al post briefing si lo hubiera, adaptándote a lo que solicite el cliente y respetando su enfoque, lo cual no impide que le consultes cuantas dudas te surjan. Lo importante es que el trabajo final sea impecable, original y si es posible con algún valor añadido. Ejemplo: si te piden redactar un post sobre salud, seguro que si te documentas bien encontrarás alguna pequeña píldora que de más valor a tu redacción (un nuevo descubrimiento, una estadística, etc.) no dudes en añadirla al post. Me gustaría poder ayudarte desde mi experiencia personal, con las claves para escribir textos que considero esenciales para que puedas profesionalizar lo que supongo que, como en mi caso, es tu pasión.

El estilo y la corrección gramatical

Es imprescindible que tengas un gran dominio de la ortografía, la sintaxis y la puntuación. Desde luego debes tener un buen corrector en tu PC que te sacará de apuros en cuanto a la ortografía (aunque no es del todo infalible) pero en lo referente a las reglas sintácticas y de puntuación, estarás solo ante el peligro. Ponte al día: en la Nubersidad tienes a tu alcance los cursos que necesitas si quieres triunfar, así que no lo dudes y ¡Nubersidifícate!

La documentación

Es evidente que para poder escribir buenos textos tienes que saber documentarte aunque conozcas el tema. Mi consejo es que no te lances a redactar sobre algo de lo que no tengas ni idea ya que por muy buena documentación que obtengas, te será muy difícil eliminar lo superfluo e incluso a veces lo ficticio y tienes muchas posibilidades de que tu post no tenga la calidad y originalidad deseables. Cuando conoces ni que sea por encima el asunto sobre el que escribes te documentas más rápida y extensamente, también redactas con mucha más objetividad, lo que sin duda hará que seas mejor valorado por el cliente.

La importancia del título y el subtítulo

El título es la carta de presentación del post, así que debes esforzarte para que sea realmente impactante y haga que el cliente primero y los lectores después, quieran seguir leyendo. El subtítulo es el primer párrafo debajo del título y en él habrás de exponer una pequeña sinopsis del tema que desarrolla el post. Está comprobado que si el título es atractivo pero el subtítulo resulta anodino el resto del texto no es leído. Los títulos pueden ser de carácter informativo o sensacionalistas, en el caso de que el cliente no pida este último en concreto, lo mejor es optar por un título informativo, que no quiere decir sin chispa y que debe mostrar la finalidad del post, para reafirmarla en el subtítulo con un toque de originalidad.

La estructura periodística

Otra de las claves que te definirán como redactor profesional si la utilizas en tu trabajo. El post perfecto debe ser: claro, conciso, original, amigable, profesional o técnico según lo demande el cliente con un completo dominio tanto del vocabulario como de las reglas sintácticas. Debes utilizar sinónimos, evitando así repetir palabras en el mismo párrafo y naturalmente, para darle el valor final a lo que haces, debes redactar textos con la estructura adecuada. 1 – Título 2 – Subtítulo 3 – Desarrollo del tema 4 - Conclusión Título y subtítulo ya han sido contemplados, pero en cuanto al desarrollo del tema que es el auténtico corazón del post, debes acostumbrarte a separar los párrafos con pequeños subtítulos (como en este caso) que ayuden a una mejor comprensión y den relevancia al contenido que has desarrollado. Pueden ser uno o varios, según las diferentes ideas que quieras reflejar. La conclusión es otra parte fundamental para dar valor a lo escrito, haciendo hincapié en lo que consideres más importante. De dos a cuatro líneas serán suficientes. Banner colaboración Redacción Espero que estas claves para escribir textos, te ayuden a redactar posts más profesionales que enamoren a tus clientes.  Hay mucha competencia y no debes olvidar marcar la diferencia a la hora de crear contenidos.

Bài Viết Tiếp Theo

5 cosas que no deben faltar en tu tienda online