Cómo superar con éxito la búsqueda de trabajo

Đã đăng vào - Cập Nhật Lần Cuối vào

A causa de la crisis económica, muchas personas han tenido que volver a comenzar su búsqueda de trabajo o de inclusión laboral. La mayoría lo hace aceptando resignados cualquier oferta o desesperando cuando no surge ninguna. Para enfrentar esa dura situación de desempleo, persistir con buen ánimo en el empeño e, incluso, lograr trabajar en aquello que uno sabe o desea, existen métodos de superación y liderazgo que conviene conocer. La mente suele jugar en contra de uno mismo, cuando las circunstancias son complicadas. El desánimo, los malos augurios, el miedo a no conseguirlo o a no ser capaces de estar a la altura de lo que esperan los empleadores, van mellando las fuerzas del candidato y haciéndole bajar cada vez más el listón de sus expectativas y la autoestima. Y, sin embargo, lo más importante para conseguir el éxito es conservar la esperanza, la determinación y la creatividad. ¿Cómo ser constante e innovador y cómo mantener la propia valoración, rechazando la sensación de fracaso y rehaciéndose a uno mismo, profesional y personalmente? Quizás estas propuestas te den una idea de cómo lograrlo.

Si buscas tu trabajo, no estás parado

El concepto de “parado” para describir a una persona desempleada, ya es de por si peyorativo y desmotivador. Si estás en busca de nuevas oportunidades, si no te has rendido en conseguir un trabajo que te satisfaga en todos los aspectos, no estás parado, estás en marcha y debes mantenerte en forma psíquica y físicamente para lograrlo. Si estás leyendo esto es que algo en ti se resiste a considerarte vencido por la escasa oferta, los complicados tiempos o el natural desánimo que eso produce. Perseverar es conseguir, y valorarte positivamente es lo mejor para esa constancia.

Adiós preocupación, vamos a ocuparnos

La incertidumbre en el futuro genera preocupación constante. Pero, ¿para qué sirve preocuparse, más que para que el problema laboral aumente de tamaño en la propia mente? Anticipar catastróficos resultados en la búsqueda de tu lugar en el mundo laboral, no conduce más que a disminuir tu autoestima, crearte miedo y provocar que tu ingenio y creatividad se colapsen. Afortunadamente, la mayoría de esos malos pronósticos que nuestra mente nos presenta jamás se cumplen. De modo que, en lugar de darle cabida a la preocupación, empieza a ocuparte de tu problema. No hagas caso de tus pensamientos negativos, son solo eso, suposiciones de tu mente. Busca formarte en lo que deseas conseguir, comienza a elaborar ese proyecto que tienes en mente, lidera tus sueños y empieza a materializarlos aunque los medios te parezcan modestos. Si das el primer paso, la oportunidad de dar el segundo te parecerá más cercana. Sea cual sea el resultado, aprenderás cosas que ahora ni imaginas.

Aceptar sin culpar

Ser positivo no significa dejar de tener los pies en el suelo. Reconoce tus capacidades y conocimientos, sin dejar de aceptar tus limitaciones y la difícil situación. No te culpabilices de no lograr lo que deseas de un modo rápido o satisfactorio, pero tampoco creas en una conspiración cósmica contra ti. Los primeros fracasos, por repetidos que te parezcan, no deben debilitar tu autoestima. Si eres consciente de lo que sabes y de lo que haces bien, tarde o temprano alguien más lo verá también y aprovechará tus cualidades.

Busca tu oportunidad, sin olvidarte de vivir

Todo trabajo precisa de reposo, y la búsqueda de ese trabajo también es un esfuerzo que merece su tiempo de descanso y relajación. No dejes que tu situación laboral te estrese o te obsesione, porque eso hará disminuir tus posibilidades e, incluso, puede llevarte a enfermar. Da a tu cuerpo y a tu mente la oportunidad de recobrarse; haz deporte, busca la compañía de amigos y familia que te animen y te distraigan, sal a pasear al aire libre, mantén tranquila tu mente, lee, escribe, prueba nuevas experiencias, haz aquello que te gusta por simple diversión…Y luego, firme y descansado, vuelve a luchar por tus deseos. La vida es algo que pasa de largo cada día, no dejes de disfrutarla cuanto puedas.

Piensa en otras formas de trabajar

Quizá sigues obsesionado con encontrar trabajo pero... ¿y si el trabajo estuviese buscándote a ti? Existe una nueva forma de trabajar, basada en proyectos y objetivos. Dejando atrás los horarios férreos e improductivos, el trabajo en oficinas opresivas... Y se llama trabajo freelance. Si quieres flexibilizar tu vida profesional y personal, empieza ahora. Plataformas como Nubelo te ayudan a ir aumentando tu cartera de clientes y a trabajar en lo que realmente te apasiona. Además, las garantías de cobro que ofrecen te aseguran que el trabajo que harás será pagado. ¿Pruebas? Trabaja protegido

Bài Viết Tiếp Theo

Cómo contratar a un diseñador gráfico #GuíaRápidaContratación