Consejos para escribir propuestas claras.

Đã đăng vào - Cập Nhật Lần Cuối vào

di hola

Consejos para ganar más proyectos en nubelo.

Las propuestas son parte fundamental a la hora de pujar por un proyecto, y de nosotros depende aprovechar este recurso. Una buena propuesta nos acerca en demasía a un nuevo proyecto, pero es un arma de doble filo porque si no le dedicamos tiempo y la presentamos “a la ligera” podría hasta perjudicarnos. ¿Qué es lo que el cliente quiere leer en una propuesta? - Resolución de su problema: Un proyecto es un problema en concreto que, como profesionales, debemos resolver. Toda propuesta debe aportar una solución. - Profesionalismo: Un portfolio completo es un buen indicio de experiencia. Al realizar una propuesta, verificar que en mi portfolio haya trabajos relacionados que puedan resaltar toda mi capacidad y creatividad. - Organización: Los hitos pueden detallar por completo un proyecto y ayudan a organizar el proyecto en etapas. Es importantísimo respetar las fechas de entrega señaladas en cada hito. - Posibilidad de negociar: Siempre es mejor llegar a un acuerdo que perder un cliente. Un acuerdo no implica desvalorar nuestro trabajo, sino resultar en un “win-win” - Interés en participar: Sí, lo hacemos por dinero… Pero los proyectos también son desafíos. No busques terminarlo para cobrar, disfruta el proceso, agrega calidad en cada etapa. El cliente lo valorará y ganarás más proyectos con ese cliente. - Proactividad y creatividad: Si el cliente pide que hagamos “A”, no ofrezcamos “X”. Pero sí “A+B”. Complementemos los pedidos. ¿Qué es lo que el cliente NO quiere leer en una propuesta? - Respuestas predeterminadas: Si un proyecto es un problema a resolver, el mismo requiere ser analizado y evaluado. Si colocamos una respuesta predeterminada, es evidente que no analizamos el problema que debemos resolver. - Inflexibilidad: Sugerir, proyectar, asesorar… Y después, negociar. - Desorganización: Cuanto más complejo es el proyecto, más organizados debemos ser. Si la propuesta se muestra desorganizada, ¿qué queda para el proyecto? - Hitos poco claros o ambiguos: Debemos guardar una relación entre los hitos y la resolución del proyecto. No es una herramienta para tener cobros adelantados, sino para organizarnos. - Precios sobrevaluados o desvalorizados: Si bien es difícil ponerle precio a nuestro trabajo, el mercado puede ser un buen punto de partida. Siempre colocar un precio, aunque sea estimado y abierto a la negociación. Por último, recuerden que cada proyecto es una oportunidad de trabajo. Piensen en cada propuesta como esa primer entrevista que dábamos cuando buscábamos trabajo en alguna empresa (¡qué tiempos!). Véndanse. FOTO

Bài Viết Tiếp Theo

5 herramientas útiles para Redactores Freelance