Profesional autónomo: 7 claves para alcanzar el éxito

Đã đăng vào - Cập Nhật Lần Cuối vào

Toda mi vida laboral la desarrollé como trabajador asalariado hasta que, con la llegada de la crisis, padecí lo que han sufrido muchos trabajadores asalariados en España y otras partes del Mundo. Tomé la decisión de hacerme profesional autónomo y seguir ofreciendo prácticamente los mismos servicios a los clientes pero claro, empezar como profesional autónomo no es nada fácil y, me refiero, no tan solo a la burocracia, sino también a que como profesional independiente, los clientes ya no te asocian a una empresa o una marca.

Los inicios son difíciles para un profesional autónomo

Cuando me lance de nuevo al mercado laboral como autónomo fui a visitar a mis antiguos clientes pero el hecho de que ya no estaba en una gran empresa les hacía tener una cierta desconfianza. Así que tuve que ganármelos de nuevo pero ¿cómo? Y eso no sólo me pasaba con los clientes que mantuve en mi cartera durante años, sino que también se trataba de ganarme nuevos clientes y, volvía a surgir la pregunta ¿Cómo lo hago si no me conocen?

Mis claves para ser un buen profesional autónomo

Os dejo algunos consejos que me funcionaron y ¿por qué no te van a funcionar a ti? Esta claro que cada persona es diferente así que no los tomes al pie de la letra ¡adáptatelos!

1. Dedícate tiempo para ti, para pensar y escribir

¡Sí! Coge papel y bolígrafo. Escribe cosas buenas tuyas y cosas que jueguen en tu contra. Las buenas, son las que deberás explicar al cliente, son las que te apasionan y eso cuando lo expliques al cliente, lo va a notar. Las malas: ¡mejóralas! Haz que con el tiempo sean también buenas. Esto del papelito parece una gran tontería ¿verdad? Pues no lo hagas y verás en la tontería que se convierte.

2. Haz que los clientes que hayan trabajado contigo te echen un cable

Pide si te pueden ayudar haciendo una valoración de tu relación con ellos y una valoración de tu trabajo. No sólo como profesional autónomo, sino también como persona. Los clientes la mayoría de veces “compran” a personas, no servicios.

3. Prepara un buen portafolio con trabajos que hayas realizado y hayan tenido éxito

Aunque sea de trabajos anteriores o de otras empresas a las que hayas trabajado y ¡saca pecho! Esos trabajos no forman parte de tu pasado ¡forman parte de lo que sabes hacer!

4. Conoce  a tus clientes potenciales

Antes de ponerte en contacto con un cliente, explóralo, busca información sobre él, mira quién es, intenta comprender como trabaja, a que se dedica y valora si realmente le puedes ayudar ¡no busques el dinero fácil! La sinceridad te abrirá caminos.

5. Hazte valer pos tus conocimientos y como experto

Para eso tendrás que estar seguro de lo que haces y conocer tus límites pero sobretodo, que el cliente te vea que eres un profesional autónomo responsable y que podrá confiar en ti.

6. ¡Cuidado lo que dice tu boquita!

No te sobrepases en explicar cosas y más cosas. Puedes llegar a agobiar al cliente o incluso que no entienda tu lenguaje. Tampoco te comprometas con cosas que van a ser un auténtico quebradero de cabeza para ti. ¡Haz lo que sabes hacer!

7. Como profesional autónomo ¡tu tiempo también es oro!

Aplícate esta norma. Si has insistido con un cliente para quedar, para enseñarle tu portafolio o presentarle un presupuesto y éste te aplaza la reunión, o no te contesta a los mails o a tus llamadas: insiste pero ¡no forever and ever! Ponte esto en la cabeza: ¡estas para ayudarle a él y su negocio! Si no te responde, es que no tiene interés. No insistas y ¡a por otro! Empleofreelancedecalidad-banner Más vale perder unos días en ti, pensar, reflexionar y examinar lo que haces que ir cada día un poco más a la deriva. ¿Crees que hay otras cosas que pueden ayudar a mejorar el desempeño de un profesional autónomo? ¡Me encantará leerlas!

Đăng Ký Nhận Cập Nhật Hàng Tuần Ngay

Hãy luôn cập nhật các bài viết tốt nhất trên Cộng Đồng Freelancer. Hãy đăng ký ngay để nhận được các nội dung tốt nhất về Thiết Kế, Phát Triển và việc Freelance hàng tuần.

Bài Viết Tiếp Theo

¿Debo aceptar el borrador de la renta?