SEM, el otro aliado de tu web

Đã đăng vào - Cập Nhật Lần Cuối vào

Si hace unos días veíamos pequeñas nociones sobre posicionamiento en buscadores y algunas técnicas para mejorar el SEO de nuestra web, hoy nos centraremos en el SEM, una forma de hacer campañas de anuncios por click en buscadores y que puede resultarte muy interesante y beneficioso si acabas de lanzar tu primera web. SEM, el otro aliado de tu web Seguramente cuando usas tu navegador habitual y realizas una búsqueda, te aparezcan resultados con un fondo de color salmón, tanto en la parte superior, como en el lateral derecho. Esos resultados forman parte del SEM. Como ves, son resultados relacionados con el motivo de tu búsqueda. ¿Cómo se hace? Existen diferentes técnicas. Quizá la más conocida, usada y comercial, por lo menos para Google ya que es su principal fuente de ingresos, será Google Adwords, un programa del propio buscador que nos permite confeccionar campañas a nuestro gusto mediante el método del CPC (coste por click). Nosotros, como empresa, pagaremos cada vez que un usuario haga click en uno de esos links que nos sugiere Google en cada búsqueda. Pero para ello, deberemos haber comprado y pujado por ciertas palabras clave que estén relacionadas con nuestro ejercicio empresarial. El coste de cada palabra irá en función de las pujas que haya por parte de la competencia. Otras formas con la que podemos mejorar nuestro SEM son: FacebookAds y/o Bing Ads que “absorbió” Yahoo! Search Marketing. Pero antes deberemos saber cuál es nuestro objetivo: ¿es aumentar el número de fans de nuestra fanpage? ¿Se trata de promocionar una web o un blog? Todo ello lo deberemos de tener muy claro antes de ponernos delante de Facebook y/o Bing Ads. Un consejo que se suele dar a la hora de hacer SEM es que el producto que se venda tenga un precio lo suficientemente elevado para que el margen, tras el coste de Adwords, se lo suficientemente positivo y beneficioso. Por poner un ejemplo, no es lo mismo vender balones de fútbol, que un coche.

Bài Viết Tiếp Theo

4 razones por las que debes contratar profesionales freelance para tu startup